La conexión rusa tecnológica del Procés catalán

La conexión rusa tecnológica del Procés catalán

Para propiciar el soporte informático necesario en el supuesto referendum celebrado en Cataluña el pasado 1 de octubre, los independentistas se valieron de respaldos externos con otros portales web, además del original, y del protocolo P2P (peer to peer) para replicar, de forma descentralizada, el portal web para que todos los datos de la consulta puedan sostenerse, sin depender de un único servidor, a tenor de la amenaza por parte del Gobierno del cierre de estas webs. Aunque la ineficacia se pone de manifiesto ese mismo día, con múltiples incidencias y falta de cobertura, la infraestructura informática de los soberanistas debe buscar alianzas fuera y encuentra respaldo en la esfera rusa. El independentismo recaba soporte técnico en aliados rusos, ya que dentro de la Unión Europea la legislación cerraría con cierta rapidez cualquier réplica de web de consulta separatista, que facilitan el sostenimiento del portal web de la consulta a través del sistema P2P, en el que la propia red de usuarios actúa como nodos, sin servidor central.

En un principio, el entramado cibernético debía ser lo suficientemente fiable, seguro y eficiente para que dicho portal estuviera visible, sin sufrir “caídas” ni cierres. No en vano, la Guardia Civil clausura una de estas páginas (referendum.cat), pero vuelven a publicarse otras tantas y así se suceden otros portales clones. El quid de la cuestión es que la web del referendum fuera accesible desde miles de puntos, que servían igualmente como alojamiento y servidor de forma multidispositiva.

Rafael Alcoholado, ingeniero informático.

Rafael Alcoholado, ingeniero informático.

Por tanto, fue imposible cerrar el origen porque se replicaba continuamente, explica detalladamente Rafael Alcoholado, informático. “Es la virtud de este procedimiento, pero también su fracaso porque produce caídas de red y los datos no pueden cotejarse a tiempo real” describe el experto en seguridad en redes. “Los propios usuarios de móviles, que consultan dicha web, se convierten en microservidores, que hacen de espejo en esta cobertura” Esto fue lo que ocurrió el día de la consulta, que en las presuntas mesas electorales los datos no podían confirmarse y se produjeron repeticiones de votaciones, dado que la potencia de estos dispositivos no es comparable a la de un servidor.

Contrainformación intramuros

Haciendo un poco de memoria, anteriormente la Generalitat tuvo respaldo informático, a través del Centro de Seguridad de la Información de Cataluña (Cesicat), que es el organismo de control de comunicaciones electrónicas, creado por Artur Mas en 2009. Y, en opinión de Alcoholado, “comenzará a realizar ciertas peticiones de solicitudes de censo y otras tantas, que harán pensar al CNI español que el Cesicat se ha convertido en un centro de contrainformación y no, de información”. A partir de aquí, ambos organismos -CNI y Cesicat- pasan a estar uno enfrente del otro y el gobierno catalán sabe que le están observando.

Con Rusia no hay acuerdos en materia de legislación digital con la Unión Europea

La intendencia informática debe buscarse fuera de nuestras fronteras. Para Alcoholado, experto en seguridad electrónica, a partir de la instalación de un software de intercambio de archivos P2P, el usuario que visitaba la web de la consulta “se convertía en servidor de la misma en pequeños tramos. Si fueron 60.000 ó 80.000, eso es imposible cerrarlo” afirma el informático, que determina que “esta tecnología la tienen o los Gobiernos o Anónimus”.

La estepa rusa como salida digital

Santiago Carrasco Díaz-Masa, técnico superior en telecomunicaciones y profesor de CISDE.

Santiago Carrasco Díaz-Masa, técnico superior en telecomunicaciones y profesor de CISDE.

Recurren al país ruso, con quien no hay acuerdos en materia de legislación digital con la Unión Europea. En palabras de Rafael Alcoholado, se recurre para este soporte a la empresa rusa de informática Karpersky y entran en escena Julian Assange, fundador de Wikileaks, que defiende en una videoconferencia en Barcelona la consulta ilegal. Este encuentro fue organizada por Universidades por la República (UxR), una plataforma compuesta por las principales organizaciones de estudiantes universitarios catalanes y por las Joventuts d’Esquerra Republicana (JERC), de los Païssos Catalans, ANJI y Arran, asociaciones juveniles vinculadas a ERC, PDeCAT y la CUP, respectivamente.

En opinión de Santiago Carrasco Díaz-Masa, técnico superior en telecomunicaciones y profesor de CISDE, “la comunidad de inteligencia dispone de análisis con índice de probabilidad alto” sobre el papel de Rusia en este proceso. “Busca un aliado en el Mediterráneo, que podría ser la Cataluña independentista, porque les interesa una Europa débil y dividida” señala el Carrasco, que imparte formación en la Unidad de Informática y Comunicaciones de la Dirección General de la Policía.

Para Alcoholado, en la base de datos de la que se dispone en la consulta del 1O se produce una fisura de seguridad de la protección de datos porque “se prescinde del cifrado, al no tener servidor, y estos datos van en crudo, digamos”. Por tanto, se convierten en una fuente relativamente sencilla de averiguar y los datos están desprotegidos.

Sobre estos incumplimientos de la Ley de Protección de Datos “será otro cantar, porque esto llevará su procedimiento judicial y ahora mismo, en mi opinión, no se están metiendo en esto”, ya que el foco está puesto antes en los supuestos delitos de sedición, rebelión, desobediencia, malversación y prevaricación.


0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.