Hackean el FBI

Redacción

El grupo de hackers Crackas With Attitude aseguró el pasado fin de semana, conicidiendo con el día de Guy Fawkes, criminal británico del siglo XVII cuya cara es utilizada por el grupo Anonymous, haber penetrado la red interna del FBI.

Los hackers, que el mes pasado se atribuyeron el haber hackeado la cuenta de correo electrónico del director de la CIA, aseguraron haber encontrado una vulnerabilidad que les dio acceso a la plataforma interna utilizada por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad estadounidenses para compartir información. Gracias a esta vulnerabilidad, el grupo logró acceder a más de una docena de herramientas utilizadas por los distintos cuerpos policiales de Estados Unidos.

Entre las herramientas a las que los hackers han tenido acceso se encuentra JABS (Joint Automated Booking System), una herramienta en la que se inscriben todas las detenciones policiales llevadas a cabo en el país, incluidas aquellas que, por razones operacionales, no se han hecho públicas o están sujetas al secreto de sumario.

Aunque las revistas del corazón sueñan con tener acceso a esta base de datos en la que están incluidas todas las detenciones  de famosos y políticos en Estados Unidos, las agencias de seguridad están más preocupadas por que se acceda a la información sobre la detención de sospechosos de terrorismo, crimen organizado o violencia callejera en el  transcurso de operaciones abiertas y cuya filtración podría provocar la huida de otros sospechosos.

El acceso a JABS permitiría, también, conocer la detención de otros hackers que, normalmente, se hacen de manera discreta con la finalidad de convencerlos para que pasen a trabajar para las agencias de seguridad a cambio de reducir o eliminar los cargos contra ellos.

“Soy el malo en las noticias”
Los hackers, que aseguraron que no están haciendo esto “para hacer daño a la gente inocente, solamente al gobierno”, dijeron haber accedido al informe sobre la detención de Jeremy Hammond, miembro del grupo Anonymous. Hammond cumple, en la actualidad, una condena de diez años de prisión por haber robado cinco millones de correos electrónicos y los números de la tarjeta de crédito de sesenta mil clientes de la empresa Stratfor Global Intelligence en 2011.

Además, el grupo ha tenido acceso a otra docena de herramientas como el National Gang Intelligence Center –una plataforma virtual que integra toda la información que las distintas agencias policiales tienen sobre pandillas callejeras­– o el Virtual Command Center, una plataforma en tiempo real para coordinar a las distintas agencias en operaciones y eventos como la visita de autoridades, el secuestro de niños, tiroteos activos o ataques o amenazas terrristas.

Asimismo, Crackas With Attitude colgó en la plataforma Pastebin una lista con los nombres, cargos y números de teléfono de tres mil empleados públicos de agencias federales, estatales y locales, advirtiendo que esta lista era sólo “la primera parte”.

En la declaración que acompañaba a la lista de nombres filtrada en Pastebin, uno de los hackers, que se identificó como Cracka, informaba a los lectores que él era “el malo en las noticias” que había puesto al gobierno de Estados Unidos en el punto de mira “por financiar a Israel”. “¿Sabíais que el ejército de Estados Unidos bombardeó un hospital afgano?” preguntó el hacker, quien, en declaraciones a la revista WIRED, aseguró estar “haciendo esto por Palestina”.

“Me alzo contra el gobierno de Estados Unidos y no me importan una mierda las consecuencias, estoy aquí para enviar mi mensaje y punto” sentenció el hacker.

Según recoge la revista WIRED, el grupo descarta realizar nuevas filtraciones, al menos de momento.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.