renta-web

Campaña de la Renta 2016: ojo con las estafas online

La Guardia Civil advierte de una campaña de phishing, lanzada por criminales, simulando ser la Agencia Tributaria.

Esta semana ha comenzado la campaña de la renta 2016. Desde el día 5 de abril todos los contribuyentes pueden presentar de forma telemática su declaración y, de forma presencial, a partir del próximo 11 de mayo. Por delante, casi tres meses para ponernos al día con la Agencia Tributaria, un momento aprovechado por los cibercriminales para obtener su particular beneficio.

El Grupo de Delitos Telemáticos de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, alerta de que organizaciones criminales están solicitando datos bancarios de los contribuyentes emulando ser la Agencia Tributaria a través de redes sociales, plataformas de mensajería instantánea o correos electrónicos. El objetivo es, haciéndose pasar por el organismo tributario, comunicarse con el contribuyente para notificarle una incidencia, normalmente, tras un reajuste de una declaración tributaria anterior, consistente en la devolución de cierta cantidad de dinero. En esta comunicación, los delincuentes informan de la posibilidad de solucionar la incidencia de forma telemática, en una dirección web que se indica en el mensaje y en la que se solicita a la víctima ingresar sus credenciales bancarias. Por supuesto, la web a la que se facilita los datos privados de acceso, no tiene nada que ver con la Agencia Tributaria ni con ninguna entidad bancaria.

Para evitar ser víctima de esta campaña de “phishing” o robo de identidad, la Guardia Civil da algunos consejos a los ciudadanos, entre ellos, tener en cuenta que ni la Agencia Tributaria, ni ninguna entidad bancaria, solicita mediante correo electrónico las claves de acceso de los clientes a su banca online o los datos de cuentas bancarias y tarjetas de crédito. Asimismo, cuando el ciudadano reciba alguna de estas solicitudes, lo más adecuado es que lo consulte directamente con la entidad bancaria o con la propia Agencia Tributaria. Por otro lado, cuando recibimos un correo electrónico de cualquier entidad, debemos comprobar que éste proviene de una cuenta de correo electrónico corporativa y, si en dicho correo se solicita el acceso a una web, también debemos verificar que la dirección de la misma corresponde con el organismo que presuntamente se está poniendo en contacto con nosotros. Si observamos que la dirección web es extraña o dudamos de su veracidad, nunca pinchemos en el enlace. Mantener el navegador actualizado y un antivirus instalado tanto en el ordenador como en los dispositivos móviles que nos avise en el caso de que intentemos acceder a una página maliciosa, completará estas medidas de seguridad para evitarnos sorpresas desagradables en la campaña de la renta que acaba de comenzar.